Suscríbete a nuestra Newsletter para estar siempre al día de nuestras actividades culturales.

Sí autorizo a inscribirme a la Newsletter.

Razón Social: Santos Ochoa – Flamma Tea, S.L.

C.I.F.: B64790934.

Dirección: Passeig Fabra i Puig, 165, Local, 08016 - Barcelona.

Correo Electrónico: bcn-fabraipuig@santosochoa.es.

En nombre de Santos Ochoa – Flamma Tea, S.L., le informamos que los Datos de Carácter Personal recogidos, serán incorporados a un Fichero bajo nuestra responsabilidad, con la finalidad de mantenerle informado sobre las novedades de los productos y servicios que ofrecemos. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal.

Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si Santos Ochoa – Flamma Tea, S.L. está tratando sus datos personales, por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Asimismo solicitamos su autorización para ofrecerle productos y servicios relacionados con el servicio prestado.

Santos Ochoa Barcelona

Passeig Fabra i Puig, 165

08016 Barcelona, España

bcn-fabraipuig@santosochoa.es

Telf. 933527187

 

© 2018 Santos Ochoa Barcelona

CLUB DE LECTURA

El secreto del faro de Jean E. Pendziwol
Un pequeño favor de Darcey Bell

Como algo excepcional y con motivo de las fiestas navideñas, el club de lectura de la Librería Santos Ochoa adelantó el día del encuentro mensual, así que en lugar de reunirnos el último jueves de mes como es habitual, nos hemos encontrado el miércoles día 20. En esta ocasión para debatir, no uno sino dos libros, ya que fueron dos los títulos que quedaron ganadores en igualdad de votos en el encuentro anterior, en este caso “Un pequeño favor” de Darcey Bell y “El secreto del faro” de Jean E. Pendziwol.

Aunque alteramos el orden del día, y en primer lugar se hizo la presentación de los libros a elegir para el encuentro de enero en lugar del debate, debido a que algunas asistentes no podían quedarse hasta el final, la crónica del club de lectura será redactada en el formato habitual.

El espacio del debate se abrió con “El secreto del faro” de Jean E. Pendziwol. Una novela protagonizada por tres protagonistas, Morgan, Elizabeth y Emily, y narrada a dos tiempos. Morgan una adolescente con problemas de relación social debido a su periplo por diferentes casas de acogida, por un delito cometido será enviada a una residencia de ancianos para efectuar trabajos sociales para la comunidad, allí conocerá a Elizabeth. Con el descubrimiento de unos diarios pertenecientes al padre de Elizabeth, y dado de que la vista la tiene muy mermada, será Morgan la encargada de leérselos. A partir de aquí, no solo se irán desvelando pasajes de la vida de Elizabeth y de su hermana gemela Emily, así como la dureza de la vida de los fareros a principios de siglo XX, sino que entre ambas protagonistas se creará un vínculo de amistad que las ayudará a descubrir muchas cosas de sus propias vidas.

Un libro, que como ya es habitual en estos encuentros, no tuvo la misma acogida por parte de todas las asistentes que habían optado por esta elección. Lo que para algunas había sido un libro que les había gustado mucho con una historia que les había cautivado. Otras encontraron que en algunas ocasiones era demasiado previsible y como muy forzada la historia, sobre todo en lo que se refiere a la relación que une a sus protagonistas, relación que se desvelará hacía el final del libro. Encontraron que eran demasiadas casualidades juntas y que eso no hacia creíble la historia. Algo que rebatieron algunas tertulianas opinando que era normal que acabaran relacionándose las vidas de las tres protagonistas ya que la acción se desarrolla en una comunidad muy pequeña, y que además, esa era la gracia de las novelas donde la imaginación de la autora hace realidad las situaciones que pueden parecer imposibles en la vida real.

Otras de las asistentes comentaron que les había costado un poco seguir el hilo de la historia al estar intercalados dos tiempos narrativos, algo que para el resto de lectoras no había representado ningún problema. También hubo diferentes opiniones referentes al secreto que acaba desvelándose en relación a las hermanas gemelas. Algunas opinaron que se les hizo palpable mucho antes de que se desvelara, mientras que otras comentaron que mantuvieron la intriga hasta el final.

En lo que todas las asistentes estuvieron de acuerdo fue en la parte histórica que se refiere a la dura vida de los fareros y sus familias en aquella época. Algo muy interesante de lo que hay bastante desconocimiento en la actualidad donde todo está automatizado y despersonalizado.

En líneas generales, un libro recomendable.

 

 

 

 

 

 

 

Tu año perfecto, Charlotte Lucas

A sus cuarenta y dos años, Jonathan Grief es un hombre rico, aunque no necesariamente feliz. Es propietario de una lujosa casa en Hamburgo y heredero de una exitosa editorial, pero su rol en la empresa es meramente simbólico. Desde su divorcio, la vida de Jonathan se centra en dos aspectos: seguir unos hábitos altamente saludables y enviar todo tipo de quejas a la prensa. El uno de enero encuentra una bolsa en el manillar de su bicicleta y en el interior descubre una agenda para el año nuevo con el título Tu año perfecto, que incluye actividades o simplemente una hora y una dirección. Con la idea de encontrar al legítimo dueño de la agenda, acude a la primera cita. Jonathan ignora que el destinatario de esta agenda es en realidad un hombre llamado Simon. A su novia, Hannah, educadora infantil y optimista empedernida, se le ocurre hacerle este regalo cuando Simon le anuncia que quiere dejar su relación porque padece una grave enfermedad y no quiere convertirse en una carga para ella.

Os salvaré la vida, Joaquín Leguina – Rubén Buren

“Se puede morir por las ideas, pero nunca matar por ellas. Una novela sobre Melchor Rodríguez, El Ángel Rojo, un héroe que salvó miles de vidas en una de las épocas más oscuras de nuestra historia. 

Os salvaré la vida es una sólida y emocionante novela que recrea la vida de Melchor Rodríguez, personaje histórico y singular absolutamente apasionante con un papel infravalorado hasta ahora durante la Guerra Civil y en la trayectoria del anarcosindicalismo español. El Ángel Rojo, como es conocido, defendió a ultranza siempre, aun a riesgo de su propia vida, todo aquello en lo que creía y puso fin a las lamentables sacas producidas a principios de la guerra, sacas que se cobraron la vida de miles de españoles. Director de Prisiones, evitó vejaciones en las cárceles y ejecuciones irregulares y arbitrarias. Tras la guerra, fue detenido y juzgado. En uno de los consejos de guerra al que fue sometido, en una escena casi de película, solo el testimonio del general del bando nacional Muñoz Grandes y miles de firmas de personas a las que había salvado, de todo sesgo político, evitaron que lo condenaran a pena de muerte. El relato de la figura de Melchor, ficcionalizado aunque apoyado siempre en testimonios históricos, permite a los autores de la novela mostrar una parte de la historia de España; primero, centrándose en el microcosmos del palacio de Viana, donde conviven refugiados de toda índole y tendencia, los verdaderos protagonistas, y entre ellos, de forma destacada, la joven comunista Juana, herida en las calles y recogida por Melchor durante las revueltas entre cenetistas y socialistas contra los comunistas que siguen al golpe de Estado de Casado contra Negrín en las postrimerías de la guerra. A esta parte le siguen las dos restantes, en las que se ponen de manifiesto las luchas encarnizadas y también la vida personal y familiar de Melchor, a través de su hija Amapola”.

La vida soñada de Emma, Teresa Guirado

Emma tiene 34 años, es la mujer de Tomás, la mamá de Julia y Marcos y un simple peón en el despacho de abogados de su marido.

Fuera de eso Emma no tiene ni idea de quién es, solo que siempre llega tarde a todas partes.  

La rutina la envuelve y la adormece. Su única ilusión es salir de cuando en cuando con su amigo de toda la vida, Javi. Con él puede hablar, relajarse, reír. Se siente persona de nuevo y esos ratos compensan lo demás. Pero la balanza se desploma cuando Javi le confiesa que debe marcharse porque está enamorado. El golpe resulta demasiado doloroso. Ahora se siente más sola que nunca y ha de reaccionar si no quiere hundirse. Se obliga a recordar, a cuestionarse a sí misma y comprenderse. A salir de su burbuja y a vivir con todas las consecuencias. 

Tras el debate de esta novela se dio paso al título siguiente “Un pequeño favor” de Darcey Bell. Un libro clasificado como “thriller psicológico doméstico”. La novela está narrada a través de sus tres protagonistas, Emily, Stephanie y Sean, aunque también hay un protagonista virtual que va a tener su importancia a lo largo de la narración, que es el blog “La mamá bloguera” que dirige Stephanie, en el que publica asiduamente y que se ha hecho viral en las redes, con lo que la historia se va a ir componiendo a través de la forma de cómo van viviendo los hechos que ocurren sus diferentes protagonistas. Emily y Stephanie han hecho amistad gracias a que sus hijos van a la misma escuela. Un día Emily, como ya ha hecho en otras ocasiones, le pide a su amiga, que por cuestiones de trabajo, recoja a su hijo a la salida de clase y que antes de la cena pasará a recogerlo, pero Emily no acudirá, ni más tarde ni en los días posteriores. Stephanie está convencida de que algo ha debido pasarle a su amiga, mientras que Sean, el marido de Emily, cree que todo es un mal entendido y que su mujer está de viaje de negocios. A partir de aquí va a desarrollarse toda la trama.

En esta ocasión, las opiniones de las componentes del grupo que habían elegido este libro como lectura, fue bastante uniforme. Por ejemplo, todos reconocieron que no habían sentido ninguna empatía por ninguno de sus protagonistas. Todos eran unos falsos, que se aprovechaban los unos de los otros, y todos, de una forma u otra, eran culpables de los hechos ocurridos. Stephanie quiere ser como Emily, envidia todo lo que ella posee y acabará por apropiarse de su vida. 


Emily quiere otra serie de cosas y para ello no dudará de aprovecharse de la falsa amistad que le profesa a Stephanie. Sean conoce desde un principio el plan de Emily, pero tampoco dudará de acoplarse a los de Stephanie.

También se coincidió en que la narración no estaba demasiado cohesionada ya que quedaban algunos hilos por engarzar y que el final a todas les sorprendió, no por que guardara alguna sorpresa que no se veía venir, sino porque se acababa de una forma tan poco definitiva que la mayoría se quedaron con la sensación de que faltaban algunas páginas, como por ejemplo el prólogo final que acostumbra a dar por zanjada una historia en muchos otros libros del estilo.

Otra de las cuestiones que se abordaron fue la de las redes sociales, donde es muy fácil simular ser una persona que no se es, dando un perfil de personalidad que no es acorde con la realidad. En el caso de Stephanie, la “mamá bloguera”, se dedica a dar consejos y opiniones, de las que ella misma carece en su vida privada, da la imagen de la mamá perfecta que no comete errores, tierna, comprensiva, empática, eficiente… cuando en realidad su propia vida está sustentada de una gran mentira.

La opinión generalizada fue que la novela tiene una historia original y que, aún siendo muy entretenida y atrapadora, le faltaba un poco más de encaje con las diferentes situaciones que van apareciendo a lo largo del relato. Pero en líneas generales también recomendable su lectura.

 

 

 

Un rincón del mundo, Khristina Baker Kline

Para Christina Olson, el mundo se reducía al lugar donde había nacido: la granja familiar en Cushing, un pequeño pueblo costero de Maine. Aquejada por una enfermedad que le producía una creciente incapacidad, parecía destinada a una vida limitada. Sin embargo, durante más de dos décadas Christina fue la inspiración del artista Andrew Wyeth, quien la retrató en uno de los cuadros más conocidos del siglo XX en Estados Unidos”.

La noche antes, Bea Cabezas

Febrero de 1965. Es el año del concierto de los Beatles en la Monumental, de las manifestaciones en Washington en contra de la guerra de Vietnam, del asesinato de Malcom X... Los estudiantes de Barcelona también se movilizan, aunque el Régimen se empeñe en anclarlos al pasado. 

Ana empieza a trabajar como taquígrafa en el Diario de Barcelona. Siempre había querido estudiar pero, hija de una familia modesta, no se puede permitir ir a la universidad. Allí deberá asistir a Eduard, un joven periodista que acaba de graduarse.

Aunque entre ellos nacerá una relación tensa y conflictiva, estarán juntos entrevistando a los Mustang, los Sírex y los Beatles. Y ella descubrirá su vocación y luchará para cambiar el papel de la mujer en las redacciones, dominadas plenamente por los hombres.

Tiempos de swing, Zadie Smith

Ambientada desde los años ochenta hasta la actualidad en Londres, Nueva York y Africa Occidental, cuenta la historia de dos intimas amigas, ambas hijas de matrimonios mixtos, que crecen en el heterogéneo y multirracial barrio de Willesden, en el norte de Londres. Se conocen en la infancia, unidas por el sueño de llegar a ser algún día bailarinas, pero solo una de ellas, Tracey, tiene talento. La otra, la narradora, tiene inquietudes, que a lo largo de los anos la conducirán muy lejos, más de lo que nunca habría podido imaginar. La amistad entre las chicas es reciproca y verdadera pero difícil y se interrumpe cuando ambas llegan a la veintena, dejando un poso perdurable.

Eleanor Oliphant está perfectamente, Gail H.

Eleanor Oliphant siempre dice lo que piensa. Lucha por dejar de ser alguien con pocas habilidades sociales. Se ha preparado un calendario vital cuidadoso y estricto para evitar interacciones sociales: los fines de semana los pasa sola comiendo pizza congelada y bebiendo vodka y todos los miércoles habla con su madre. Pero todo cambia cuando Eleanor conoce a Raymond, el informático de la oficina. Juntos abandonarán la soledad en la que han estado viviendo, y gracias a la amistad Eleanor podrá descubrir el verdadero motivo que la ha empujado, sin ella saberlo, a ser como es.

Un domingo como otro cualquiera, Liane Moriarty

En solo una tarde sus vidas cambiarán para siempre. A Clementine le atormenta el remordimiento. Era solo una barbacoa. Ni siquiera conocían demasiado bien a los anfitriones, se trataba de amigos de sus amigos. Podrían haberse negado a acudir con facilidad. Pero ella y su marido, Sam, dijeron que sí. Y ahora nunca podrán cambiar lo que hicieron y no hicieron ese domingo por la tarde. Seis adultos responsables, tres niños adorables y un perrito revoltoso. Aparentemente un fin de semana como otro cualquiera en una tranquila zona residencial de las afueras. ¿Qué podía ir mal?

Una vez debatidos los libros de este encuentro, se pasó a la presentación de los títulos propuestos para el club de lectura de enero, que tendrá lugar el jueves 25, como siempre a las 7,30 de la tarde.
El libro elegido para el próximo encuentro del club de lectura ha sido “Un domingo como otro cualquiera” de Liane Moriarty.
En el próximo mes de enero también contaremos con dos presentaciones de autor que vendrá a visitarnos para compartir con todos nosotros las particularidades de cada uno de sus libros. El jueves 11 tendremos con nosotros a Eva Cornudella con su libro “Las mentiras precisas” y el jueves 18 a Víctor del Árbol con “Por encima de la lluvía”, ambas presentaciones, salvo cambios imprevistos de último momento, serán a las 7,30 de la tarde.
Como siempre recordaros que todos aquellos que queráis participar en nuestro club de lectura no tenéis más que acercaros a la librería en la fecha señalada y uniros a los que ya formamos parte de él, y si por incompatibilidad de horarios no podéis hacerlo en forma presencial, ya sabéis que podéis participar haciendo llegar vuestra opinión con antelación para poder ponerla en común con el resto del grupo el día del encuentro. 
Aprovecho la ocasión para desearos a todos unas felices fiestas, que los reyes magos vengan cargados de muchos libros interesantes para leer, y por supuesto, que el 2018 esté repleto de cosas hermosas y mucho tiempo para poder dedicarlo al placer de la lectura.
¡Nos vemos el año que viene! 
20
dic.