CLUB DE LECTURA

El jardín de Sonoko
de David Crespo

Este jueves, y coincidiendo con el último del mes, hemos tenido nuestro encuentro mensual del Club de lectura, en esta ocasión para debatir el libro “El jardín de Sonoko” de David Crespo.

En primer lugar, y antes de dar comienzo a la crónica de este encuentro, quisiera dar la bienvenida a las incorporaciones al Club de lectura de los últimos meses: Empar, Rosaura, Lluïsa, María Pilar, Irene, Isabel y Montse. Esperamos en que podáis encontrar entre nosotros un lugar acogedor rodeado de amistad donde poder compartir nuestro amor mutuo por la lectura.

“El jardín de Sonoko” es una historia de amor poco convencional. Una fábula moderna ambientada en un Japón mágico que nos enseña que hay seres abocados a estar juntos pase lo que pase.

Kaoru, un vendedor de zapatos de Kioto, se sirve de la maniática regularidad con que rige su vida como escudo protector frente al mundo, pero sobre todo frente a sus propios recuerdos, los que le llevaron a pasar cinco años aislado en una habitación.

Y todo funciona según lo previsto hasta que su compañera de trabajo, Sonoko, inesperadamente le invita a salir. A la mañana siguiente, y por primera vez en tres años, Kaoru, olvidará tomar dos de sus cinco tazas de té, levísimo primer síntoma de un imparable efecto mariposa que le obligará a desenroscarse de forma traumática para ir en busca de su destino, ese invisible hilo rojo que como reza la leyenda, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo,

lugar o circunstancias.

Como siempre, y esta es la magia de los libros, las opiniones sobre si había gustado o no su lectura, no fue unánime. Hubo a quien le había gustado solo parte de él, quién no había podido con su lectura y lo había dejado inacabado y, a quien por el contrario, le había gustado mucho. Realmente, estas son las mismas sensaciones que ha despertado este libro entre otros lectores de la red que podemos encontrar en diferentes blogs literarios, cuyas opiniones también han ido por el mismo camino que en nuestro Club de lectura, de las hay para todos los gustos. Realmente nos encontramos ante una novela capaz de  crear controversia entre sus lectores. 

Entre los tertulianos que opinaron en que tan solo una parte del libro les había gustado, tampoco hubo unanimidad a la hora de decir que parte de él les había gustado y que parte no. Algunas personas cuando empezaron a leerlo les pareció una lectura interesante, en la línea de los autores japoneses, es decir, lenta pero fluida, poética y sutil, en cambio hacia mitad del libro había un cambio muy drástico en la narrativa, donde la situación se precipitaba y se enredaba hasta el punto de hacerse un tanto incomprensible y excesivamente fantasiosa, y aquí dejaba de gustarles. Entre estos lectores se encuentran también los que no pudieron seguir con su lectura y optaron por dejarla aparcada y dedicarse a otras que creían más interesantes.

Sin embargo, por el contrario, otros opinaron que la primera parte la habían encontrado excesivamente lenta y poco interesante, y que hacia la mitad cuando la acción se precipitaba adquiriendo otro ritmo, les había atraído más su lectura.

Pero de todas maneras, ni a uno ni al otro grupo, había logrado atraparle su lectura, incluso hubo quien dijo haberse sentido decepcionado tras ella porque esperaba mucho más de la historia.

Argumentaban también que parecía como si el libro hubiera estado escrito por dos autores diferentes, tanta era la diferencia narrativa que encontraban en la novela. También eran de la opinión, que si bien se nota que el autor tiene mucho conocimiento de la cultura y forma de pensar  japonesa y que intenta trasmitirlo en la novela, no acaba de conseguir la sensibilidad y sutileza de los escritores japoneses.

Por el contrario las hubo que opinaron haber disfrutado con ella, encontraron una lectura sutil, al estilo de los escritores japoneses, y no solo eso, sino que mientras la leían se sentían trasportadas a ese país exótico. Encontraban que ese cambio de ritmo y de narrativa, que al resto no había seducido, era necesario para entender a su protagonista Kaoru, una persona que debido a las situaciones dolorosas y complicadas que vive en el pasado, tanto con su madre de pequeño como con su amante de adolescente, lo marcan de tal manera que necesita protegerse emocionalmente, y la forma de lograrlo  es aislándose del mundo exterior recluyéndose en un su interior. Para ello necesita apoyarse en unas rutinas inamovibles y en sus manías compulsivas. Nada le hace feliz y ha perdido la ilusión por la música que tanta riqueza interior le había proporcionado hasta entonces. Por lo tanto es lógico que cuando encuentra algo que lo moviliza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quizás me quede mañana, Lorenzo Marone

Llamarse Luce no es nada fácil, sobre todo si tu carácter no es precisamente el más luminoso. Pero peor aún es apellidarse Di Notte, una de las muchas bromas del calamidad de tu padre, que se marchó de casa sin que se sepa muy bien por qué. Si además vives en Nápoles, en los Quartieri Spagnoli, e ir a trabajar en Vespa se convierte cada día en una lotería; si eres abogada, licenciada cum laude, pero en la oficina solo te encargas del papeleo; y si tu familia es un desastre… es comprensible que, de vez en cuando, se te inflen un poco las narices. Pelo de chico, vaqueros y botas militares, Luce es una joven honesta y luchadora, presa de una realidad compuesta por una madre intolerante e infeliz, un hermano que se ha largado al norte, su enamoramiento por un Peter Pan capullo, y un trabajo que no le satisface. Como único consuelo

le quedan sus paseos con Alleria, su Perro Extraordinario, su único y verdadero confidente; y las charlas con su viejo vecino don Vittorio, un músico filósofo en silla de ruedas. Hasta que, un

día, a Luce le asignan el juicio por la custodia de un menor. De pronto, en su vida aparecen un niño sabio muy especial, un artista callejero y trotamundos, y una golondrina que no parece tener ninguna intención de migrar. El juicio por la custodia del menor esconde muchas sombras.

Ese país al que te pareces, Tobie Nathan

El Egipto multicultural y las décadas más convulsas del siglo XX se convierten en el escenario de un amor imposible.

Zohar nace en el gueto judío de El Cairo, de una madre bruja, Esther, y de un padre ciego, Mouty. Zohar le debe la vida a una mujer árabe, Jihanne, la de la voz de oro, su ama de cría, que durante cuarenta días amamanta a Zohar y a su propio bebé, una niña llamada Masreya. Quince años más tarde, los hermanos de leche se encuentran por azar y la atracción será inmediata. Se amarán toda la vida en secreto, pues el amor entre hermanos de leche está prohibido. Masreya se convertirá en una famosa bailarina, pretendida por su belleza. Conocerá a muchos hombres, pero su único amor será Zohar. Al mismo tiempo que el lector sigue la historia de los dos amantes, también conoce la convulsa historia del país y un retrato singular de Egipto.

Los colores del cielo, Amita Trasi

La conmovedora historia de la amistad de dos niñas, una luchando por sobrevivir al comercio de personas y la otra intentando salvarla. Dos niñas cuyas vidas tomaron caminos distintos una devastadora noche de 1993. India, 1986: Mukta, una niña de diez años, perteneciente a la casta Yellamma, ha llegado a la edad de tener que cumplir su destino convirtiéndose en prostituta del templo. En un intento de hacerla escapar de este legado, la llevan con una familia que la acoge en Bombay. Allí descubre la amistad de Tara, la hija de ocho años de la familia de acogida que la ayuda a superar las heridas del pasado. Tara introduce a Mukta en un nuevo mundo: helados y dulces, poemas e historias, y una amistad que no había conocido nunca. En 1993, Mukta es secuestrada en la habitación de Tara. Once años después, Tara todavía se culpa de lo que pasó y se embarca en un viaje en busca de Mukta que la llevará a descubrir secretos de su propia familia. Desde un pequeño pueblo de la India a la bulliciosa Bombay, los Ángeles y vuelta atrás, en medio del brutal mundo del tráfico de personas, este es un retrato conmovedor de la amistad, una historia de amor, traición y redención que resiste la prueba del paso del tiempo.

Basta con vivir, Carmen Amoraga

Pepa es una mujer madura en quiebra emocional. Siente que ha malgastado su vida y culpa al mundo de su aparente desgracia. Sola, enfadada y amargada, siente como una herida la felicidad del resto, y para protegerse del dolor no encuentra otra forma que vivir dentro de una coraza que oculta sus verdaderos sentimientos.

Durante unas vacaciones forzosas, Pepa se ve obligada a reflexionar y a tomar consciencia de los errores que la han llevado a estar donde está. Justo cuando comienza a reconciliarse con sus recuerdos, empieza a observar a una chica embarazada que toma el sol a diario en un banco de la misma plaza en la que Pepa pasea a su perro. Esa joven es Crina, que vive una tragedia ante los ojos impasibles de una sociedad que no quiere verla.

Crina llegó a España engañada por su propia pareja, que la vendió a una red de trata de blancas, y ahora esa red planea vender al bebé que espera. Pepa, inmersa en el proceso de rehabilitación de su invalidez emocional, es la única persona que puede ver más allá de lo que se ve, y decide volcarse en ayudar a esa desconocida.

interiormente y que le da cierto sentido a su vida, salga completamente de ese aislamiento autoimpuesto, dejando de lado toda una forma de vida que ya no necesita, volcándose en los nuevos horizontes que se le abren.

 

En este punto se comentó el grave problema que se está viviendo, sobretodo en Japón, con los jóvenes que se apartan cada vez más del mundo exterior. Pasan largas temporadas, incluso años, enclaustrados en una habitación con la simple compañía de su ordenador, la televisión o los juegos en línea, sin tener contacto con el exterior, como una forma de aislarse de la presión social. A este síndrome, al que ya se considera una enfermedad, ya se le ha puesto nombre, Hikkomori.

Otra de las cuestiones en las que los componentes del grupo discreparon fue sobre la “Leyenda del hilo rojo” que utiliza el escritor y que está en el trasfondo de la novela. Esta leyenda presupone que todas las personas están conectadas entre sí. Sobre este tema hay varias formas de verlo, una de ellas es que el destino de las personas ya está escrito y que si has de tener alguna relación con alguien, para bien o para mal, tarde o temprano la vas a tener, de una forma u otra, porque estas personas están unidas por ese hilo rojo indestructible. Hay quien opina que el hilo rojo es esa red que nos une para forjar relaciones y sentirnos apoyados, una forma más occidental de enfocarlo. Otra versión podría ser la de que es el hilo que conecta con aquella persona que tenemos que conocer y de la que nos vamos a sentir unidos de una forma especial.

Y dentro de la historia, podría ser ese hilo físico

que cuando Kaoru era pequeño le unía a su madre para no perderse, y que más tarde le une a aquel piano tan especial y a la música que llena todos

sus sentidos, a la profesora que pasado un tiempo se convertirá en su amante y que le hará perder esa sensibilidad especial  hacia la música y cuya relación acabará empujándolo a su aislamiento,

a la persona que cree amar, y por fin, a la que será el amor de su vida. O simplemente el que siempre lo había unido a esa joven  que creía que nunca más iba a poder ver, y por lo tanto, llegar a

conocer, pero que acabarán por reencontrarse

al final, llegando a convertirse en esa persona tan especial en su vida. Si más no, algunos opinaron que más que un hilo rojo parecía toda una

madeja de hilo enmarañada que daba vueltas

sin sentido convirtiendo la historia en algo

forzado y poco creíble.

Otras de las cuestiones que se comentaron, es que al final de la lectura algunos de los lectores se quedaron con la sensación de que habían algunos flecos narrativos que habían quedado un tanto sueltos y sin atar, como si no tuvieran importancia dentro de la historia y se hubieran obviado, o simplemente, que era algo totalmente intencionado por parte del autor para que fuera el lector el que les diera un sentido personal.

De todas formas, una novela que no ha llegado a convencer demasiado a los asistentes pero, que si más no, abrió un intenso debate entre los componentes del grupo que habían optado por su lectura.

Tas el debate del libro del mes, y como es habitual, se abrió un pequeño espacio para comentar las lecturas de alguno de los libros que fueron presentados en el anterior encuentro, y que no habiendo quedado elegidos como lectura del club, si que habían formado parte de las lecturas particulares de alguno de los presentes. Tal fue el caso de “Cuando todo era fácil” de Fernando J. López, “Brilla todo lo que puedas” de Sara Rattaro o “Canción dulce” de Leila Slimani, este último, propuesto en el encuentro del mes de septiembre.

Sobre “Cuando todo era fácil” tampoco llegó a convencer su lectura, muy lenta y  monótona, y que la parte, que podría ser la más interesante y la que aporta sentido a que la acción entre los protagonistas se precipite, podía haberse desarrollado más, y por el contrario se deja como algo secundario dentro de la historia. Referente a “Brilla todo lo que puedas” se dijo, que aunque era una lectura dura, ya que es un tema desgraciadamente de rabiosa actualidad y que hiere mucho la sensibilidad de buena parte de la opinión pública, como es el maltrato de las mujeres por parte de sus parejas, está narrada desde una visión cercana y comprensible que no se hace angustiosa para el lector, escrita de una forma muy cuidada, haciendo de ella una lectura recomendable. Y por último “Canción dulce”, una historia también capaz de herir la sensibilidad, donde se aborda el problema de las familias actuales que por cuestiones laborales han de dejar sus hijos al cuidado de otras personas que, en la mayoría de ocasiones, son auténticos desconocidos y de los que podemos llegar a ignorar los problemas emocionales o mentales que pueden padecer, y que pueden llegar a convertirse en un verdadero peligro para los niños que cuidan.

 

 

 

 

 

Un pequeño favor, Darcey Bell

Cuando su mejor amiga, Emily, le pide a Stephanie que recoja a su hijo Nicky después de la escuela, acepta sin siquiera dudarlo. Nicky y su hijo, Miles, son compañeros de clase y mejores amigos, y los niños de cinco años aman estar juntos, al igual que ella y Emily. Stephanie estaba sola hasta que conoció a Emily, una ejecutiva de relaciones públicas sofisticada cuyo trabajo en Manhattan exige mucho de su tiempo. Pero Emily no aparece. No contesta llamadas ni mensajes. Stephanie sabe que algo está terriblemente mal: Emily nunca dejaría a Nicky, no importa lo que diga la policía. Aterrorizada, pide ayuda a los lectores de su blog. También se acerca al marido de Emily, el guapo y enigmático Sean, con quien encuentra apoyo emocional. Entonces, ella y Sean reciben noticias impactantes... ¿Han encontrado a Emily? ¿Estará muerta? ¿Será el fin de esta pesadilla o el comienzo? Pronto Stephanie se da cuenta de que nada, ni la amistad, ni el amor, ni siquiera un pequeño favor, es tan simple como parece.

El secreto del faro, Jean E. Pendziwol

Aunque la cabeza aún no le falla, los ojos de Elizabeth ya no son lo que eran. Como ya no es capaz de enfrascarse en sus adorados libros ni de contemplar los cuadros que la conmueven, llena ese vacío con música y los recuerdos de su familia, en especial de su amada hermana gemela, Emily. Cuando por azar se descubren los diarios de su padre después de un accidente, el pasado se vuelve omnipresente.

Con la ayuda de Morgan, una adolescente problemática que realiza servicios comunitarios en su residencia de ancianos, Elizabeth estudia los diarios, un viaje a través del tiempo que acerca a ambas mujeres. Entrada tras entrada, esta improbable pareja de amigas se va sumergiendo en un mundo que dista mucho del que habitan: la isla Porphyry en el lago Superior, en Canadá, un lugar de naturaleza bellísima pero salvaje e incluso peligrosa, donde el padre de Elizabeth se encargó del faro setenta años atrás y creó su familia.

A medida que las palabras de esas páginas mohosas cobran vida, Elizabeth y Morgan comienzan a darse cuenta de que sus destinos están conectados a la isla remota de una manera que nunca habrían imaginado. Mientras que el descubrimiento de la conexión de Morgan arroja luz a sus propios misterios de familia, las páginas gastadas de los diarios harán tambalearse los cimientos de todo lo que Elizabeth creía saber y sacarán a la luz los secretos del pasado.

Más que una evocación vívida de un tiempo y un lugar únicos, El secreto del faro es una exploración sensible y conmovedora de la naturaleza de la identidad, la importancia de la familia y las posibilidades de las segundas oportunidades.

La canción de la llanura, Kent Haruf

En la pequeña comunidad de Holt, Colorado, un profesor de instituto intenta lidiar con la depresión de su esposa y sacar adelante a sus dos hijos, que empiezan a descifrar el mundo adulto.

Una adolescente es expulsada de casa cuando su madre descubre que está embarazada y, gracias a una profesora, encuentra cobijo en la granja de dos viejos hermanos solteros que viven aislados cuidando de su ganado como han hecho siempre. Las vidas de todos ellos, con sus silencios, su soledad y sus anhelos, se cruzan para construir refugios inesperados y familias excepcionales.

Todo es posible, Elizabeth Strout

Una novela sobre el eterno sueño de ser comprendidos. Una famosa escritora vuelve al Medio Oeste americano, a la ciudad de su infancia, y desencadena una serie de historias narradas por aquellos que la conocieron: recuerdos de soledad y condescendencia, sutiles y poderosos sentimientos; y el siempre creciente abismo entre el desear y el tener.

El club de los mentirosos, Mary Karr

Cuando se publicó por primera vez, en Estados Unidos, El club de los mentirosos fue un éxito arrollador y elevó el arte de la narrativa memorialística a un nivel completamente nuevo. Fue recibido con entusiasmo por los lectores y la crítica, fascinados por este relato de una infancia de los años sesenta fuera de lo común, tremendamente conmovedor pero desprovisto de sentimentalismos. La tragicómica niñez de Mary en una localidad petrolera del este de Texas nos presenta a unos personajes tan singulares como divertidos: un padre bebedor, una hermana que con doce años le planta cara a un sheriff, una madre con un sinfín de matrimonios a sus espaldas —y cuyos secretos amenazan con destruirlos a todos—. Precisamente, será la madre, ese personaje maravilloso, quien se convertirá a lo largo del libro en la clave de esta gran historia, de esta novela autobiográfica e inolvidable.

Una vez concluido el debate literario se pasó a informar de las próximas fechas a tener en cuenta
dentro del calendario de actividades de la librería. El martes 12 de Diciembre a las 7,30 contaremos
con la presencia de Jordi Sierra i Fabra, que vendrá a intercambiar opiniones sobre su libro “El beso azul”, un libro, que por cierto, hemos tenido la suerte de haber leído con anterioridad en el club de lectura, y que nos encantó. También a las 7,30 el jueves 14, podremos disfrutar de jazz en vivo con la banda
“La locomotora negra”, que como años anteriores viene a presentarnos su calendario solidario.
Tras esta información se pasó a presentar los títulos seleccionados para escoger el libro del mes del club de lectura, que tendrá lugar el miércoles 20 de diciembre, como siempre a las 7,30 de la tarde. Y después, como en años anteriores, los componentes que así lo deseen, nos iremos en franca camaradería a celebrar la cena de Navidad.
Los libros presentados han sido:   
En esta ocasión, y como ya nos ha ocurrido en otras veces, dos han sido los títulos que han quedado empatados en igualdad de votos. Así que se deja a los componentes del grupo la libertad de decisión de leer ambos libros o solo aquel que más les interese. En todo caso, ambos serán debatidos en el encuentro de diciembre. Los libros elegidos han sido “Un pequeño favor” de Darcey Bell y “El secreto del faro” de Jean E. Pendziwol.
Para finalizar, como siempre recordaros que todos aquellos que queráis participar en nuestro club de
lectura no tenéis más que acercaros a la librería en la fecha señalada y uniros a los que ya formamos
parte de él, y si por incompatibilidad de horarios no podéis hacerlo en forma presencial, ya sabéis que podéis hacerlo remitiéndome vuestra opinión con antelación para poder ponerla en común con el resto
del grupo el día del encuentro.
¡¡Hasta pronto!!
30
nov.

Suscríbete a nuestra Newsletter para estar siempre al día de nuestras actividades culturales.

Sí autorizo a inscribirme a la Newsletter.

Razón Social: Santos Ochoa – Flamma Tea, S.L.

C.I.F.: B64790934.

Dirección: Passeig Fabra i Puig, 165, Local, 08016 - Barcelona.

Correo Electrónico: bcn-fabraipuig@santosochoa.es.

En nombre de Santos Ochoa – Flamma Tea, S.L., le informamos que los Datos de Carácter Personal recogidos, serán incorporados a un Fichero bajo nuestra responsabilidad, con la finalidad de mantenerle informado sobre las novedades de los productos y servicios que ofrecemos. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal.

Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si Santos Ochoa – Flamma Tea, S.L. está tratando sus datos personales, por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Asimismo solicitamos su autorización para ofrecerle productos y servicios relacionados con el servicio prestado.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

Santos Ochoa Barcelona

Passeig Fabra i Puig, 165

08016 Barcelona, España

bcn-fabraipuig@santosochoa.es

Telf. 933527187

 

© 2018 Santos Ochoa Barcelona